inclusão de arquivo javascript

HEADER MARKUPS

Festival de Cannes

 
 

Cineasta Dario Argento siembra miedo en Cannes con un Drácula 3D

16 de mayo de 2012 10h26

{data}2012-05-16{/data}{hora}10:26{/hora}

El mago del horror está convencido de que el 3D se generalizará, como ocurrió con el cine en color. Foto: AFP

"El mago del horror" está convencido de que el 3D se generalizará, como ocurrió con el cine en color
Foto: AFP

Por primera vez, el festival de cine de Cannes (sur de Francia) proyecta un filme de horror del maestro del cine de terror moderno, el italiano Dario Argento, quien presenta fuera de concurso una nueva versión de "Drácula" en 3D, un sistema que califica de "fantástico".

"Necesitaba una técnica que permitiera una visión más moderna de los vampiros", contó a la AFP el célebre cineasta durante una entrevista en Roma realizada en su tienda-museo de los horrores, llamada como uno de sus thrillers más conocidos, "Profondo Rosso" (Rojo Oscuro, 1975), la película que le dio fama en el mundo.

Para este hombre de rostro curioso, apasionado por la innovación tecnológica, se trata de un sistema "casi perfecto" por su ligereza.

Hijo de un productor de cine y de una fotógrafa de moda brasileña, Dario Argento ama lo nuevo y es uno de los primeros en haber usado la 'steadycam' que genera imágenes con el computador.

Cuando habla de esa técnica, su mirada tímida se ilumina: "Es un gran descubrimiento, un holograma, le añade profundidad a la imagen, se pueden ver los varios planos, sobre todo lo que pasa atrás, no se trata de una serie de fotos planas", comenta.

A los 71 años, "el mago del horror" está convencido de que el uso del 3D se generalizará, como ocurrió con el cine en color: "los primeros filmes eran sólo dibujos animados, luego llegaron los westerns, los filmes de aventura e históricos, luego todo fue a colores. Lo mismo ocurrirá con las tres dimensiones".

Afable, cordial y completamente opuesto a la crueldad y a la violencia que transmite en sus películas, Dario Argento está muy agradecido por haber sido invitado por Cannes a presentar su nueva película, la primera de horror proyectada en el prestigioso festival francés.

"Rodé una historia clásica, basada en el libro de Bram Stoker", novelista irlandés conocido por su novela "Drácula" (1897), quien cumple este año un siglo de muerto.

Con un reparto internacional, formado entre otras por Thomas Kretschmann (El hundimiento, King Kong) y su hija Asia Argento (La tierra de los muertos vivientes), la película será presentada oficialmente el 19 de mayo en el Gran Theatre Lumiére.

El fervor por las películas de vampiros, horror y extraterrestres, que se ha despertado en los últimos años entre las nuevas generaciones, han contribuido a su regreso al cine para narrar, según su propia mirada, una historia que apasiona desde hace casi un siglo a los aficionados del miedo y el misterio.

La penumbra que reina en su tienda, las celdas, mazmorras y telarañas que producen sonidos escalofriantes y las bocas rebosantes de sangre rememoran la veintena de películas del director romano que espera aterrorizar a los espectadores con el legendario príncipe de las tinieblas, una coproducción italo-española, que será estrenada en octubre.

"Me encanta como (Drácula) enfrenta la realidad, su naturaleza selvaje, su bisexualidad, ya que tiene relaciones con hombres y mujeres y el hecho de que duerme de día y se levanta la noche y que ama apasionadamente a las mujeres", confiesa.

"Espero suscitar miedo", sostiene, sobre todo porque la acción tridimensional "es muy convincente", adelanta el director, que cuenta como responsable de la fotografía con Luciano Tovoli, el mismo de "Suspiria" (Suspiros) (1976), caracterizada por su extremo uso del color.

La película fue rodada en una ciudad medieval de Piamonte (noroeste de Italia) y en un castillo en los alpes italianos del Valle de Aosta y no en la mítica Transilvania, en Rumania, porque "los castillos allá o están abandonados o son hotelitos y las ciudades medievales están muy destruidas", recalcó.

"Es un Drácula diferente, seguramente despiadado pero adaptado" al cine de Argento, marcado por alucinaciones y pesadillas.

El maestro del horror tampoco teme medirse con la célebre versión de Drácula de 1958, protagonizada por el actor inglés Christopher Lee.

"Es el primer filme de vampiros que vi, quedé impresionado por la boca llena de sangre y la cara furiosa de Lee", cuenta Argento pocos días antes de lanzar su personal visión del malvado vampiro, que espera se convierta como esa en una película de culto.

AFP
AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.