HEADER MARKUPS

Paul McCartney

 
 

Latam » Musica » Paul McCartney » Paul McCartney

 Con show del público, McCartney encanta a 45 mil fans en Río
23 de mayo de 2011 00h52 {data}2011-05-23{/data}{hora}00:52{/hora} {data}2011-05-27{/data}{hora}18:24{/hora}

McCartney encantó a los cariocas durante casi tres horas en una nueva presentación memorable.. Foto: Reinaldo Marques/Terra

McCartney encantó a los cariocas durante casi tres horas en una nueva presentación memorable.
Foto: Reinaldo Marques/Terra

Osmar Portilho
Río de Janeiro, Brasil

Si el ex-Beatle Paul McCartney esperaba ser el único que daría un show este domingo en Río de Janeiro, resultó sorprendido: los 45 mil fans que acudieron al concierto también le dieron un espectáculo al astro inglés. Con un repertorio muy parecido al presentado en su último paso por Brasil en noviembre del año pasado, McCartney encantó al público durante casi tres horas con una nueva presentación memorable.

McCartney escogió un clásico de los Beatles para abrir su presentación. El show, que fue transmitido en HD y con exclusividad por Terra, comenzó alrededor de las 21:45 -con 15 minutos de retraso- con Hello, Goodbye del disco Magical Mystery Tour de 1967. Le siguió Jet, un rock muy apropiado para multitudes, ya de su fase con los Wings.

Después del entusiasmo de las dos primeras canciones, All My Loving, de los Beatles, transformó al estadio Engenhão en una gran pista de baile. La diversidad de edades entre el público -de los 10 a los 70 años-, es un buen ejemplo de que la "beatlemanía" persiste a través de las generaciones. Los más jóvenes imitaban a los padres y cantaban los estribillos de memoria.

La noche prosiguió con una mezcla de canciones de los Beatles y Wings con Letting Go, del proyecto post-Beatles de McCartney y Drive My Car del cuarteto de Liverpool. Hubo espacio hasta para Sing The Changes de Firemen, una de las iniciativas más controvertidas del astro inglés.

La alegría de McCartney en el escenario fue contagiante. Vendedores de bebidas, guardias de seguridad e integrantes del equipo de limpieza aprovecharon para registrar el momento con sus teléfonos celulares. Paul continuó el show con Let Me Roll It de Wings -que incluyó en su solo un fragmento de Foxy Lady- The Long and Winding Road, 1985 y Let 'Em In.

Con el público aún estremecido por la lista de temas del primer tercio del show, McCartney dio inicio al segmento acústico de la noche. Primero con I've Just Seen a Face y luego con And I Love Her. Antes de ésta última Paul fue homenajeado por el público, que cantó el estribillo del clásico She Loves You, de los Beatles. Emocionado, el músico devolvió con uno "y yo los amo a ustedes" en inglés.

La emoción prosiguió con Blackbird, presentada por el astro como una apología de las libertades civiles. Pero el punto alto de ese pasaje fue la bonita Here Today "dedicada a mi amigo John" (Lennon), según las propias palabras de McCartney. El anuncio despertó un nuevo homenaje del público, esta vez para el ex-Beatle asesinado en 1980.

Con la guitarra de lado, entró en escena el ukelele de McCartney. "¿Quieren bailar?", preguntó el ex-Beatle. Con los primeros acordes de Dance Tonight comenzó también un show especial del baterista Abe Laboriel Jr. No por su modo de marcar el ritmo, sino por su soltura como bailarín.

El arreglo en vivo de Dance Tonight muestra la fuerza de McCartney como compositor al transformar y actualizar canciones melódicamente poderosas con ropajes diferentes.

Mrs. Vandebilt (Wings) y Eleanor Rigby (Beatles) fueron las siguientes del repertorio de McCartney y contaron nuevamente con el coro de apoyo de las cerca de 45 mil personas que agotaron los ingresos para el show del domingo. Something vino enseguida y fue dedicada a otro ex-Beatle ya muerto, George Harrison, que perdió la lucha contra el cáncer en 2001.

La lista con la que concluyó la primera parte del show fue tan impresionante como la apertura. Las grandiosas Band on the Run y Ob-La-Di, Ob-La-Da fueron cantadas vigorosamente por el público, aunque nada comparable a lo que se vio en Back in the U.S.S.R., cantada al unísono por las más de 40 mil voces que estaban allí.

I've Got a Feeling, Paperback Writer y el combo A Day in the Life/Give Peace A Chance prepararon el terreno para un nuevo himno: Let It Be, con Paul al piano y el público iluminando la noche con encendedores y celulares. Ese fue el punto alto de la noche, aunque duró poco.

El clima creado por ese tema del último álbum de los Beatles, lanzado en 1970, fue inmediatamente superado por el pirotécnico show que se disparó con Live and Let Die. Si en el escenario Paul conducía el espectáculo, en la pista era el público de Río quien tenía el control. En Hey Jude, que cerró la primera parte del show, surgieron por todas partes carteles con las sílabas "Na Na", en referencia al mundialmente conocido coro de esa canción.

Setlist
Hello, Goodbye
Jet
All My Loving
Letting Go
Drive My Car
Sing the Changes
Let Me Roll It
The Long and Winding Road
1985
Let 'Em In
I've Just Seen a Face
And I Love Her
Blackbird
Here Today
Dance Tonight
Mrs Vandebilt
Eleanor Rigby
Something
Band on the Run
Ob-La-Di, Ob-La-Da
Back in the U.S.S.R.
I've Got a Feeling
Paperback Writer
A Day in the Life/Give Peace A Chance
Let It Be
Live and Let Die
Hey Jude

Bis
Day Tripper
Lady Madonna
Get Back

Bis
Yesterday
Helter Skelter
Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band/The End

Terra
  1. Paul McCartney comenzó el concierto con el clásico Hello, Goodbye.

    Foto: Reinaldo Marques/Terra

  2. Hello, Goodbye es una canción del disco Magical Mystery Tour de 1967.

    Foto: Reinaldo Marques/Terra

  3. Siguiendo estrictamente el repertorio anunciado, el segundo tema de la noche fue Jet.

    Foto: Reinaldo Marques/Terra

  4. Paul McCartney dio el primero de sus dos conciertos este domingo en Río de Janeiro.

    Foto: Reinaldo Marques/Terra

  5. Las enormes pantallas laterales acercaron al público un poco más al músico.

    Foto: Terra

  6. El repertorio fue cumplido al pie de la letra como en cada ciudad de la gira.

    Foto: Reinaldo Marques/Terra

  7. Una banda que el propio Paul calificó de ''fantástica'' deslumbró por su ductilidad.

    Foto: Reinaldo Marques/Terra

  8. El primero de los dos shows programados para Río enloqueció al público y confirmó a Paul en su perennidad.

    Foto: Reinaldo Marques/Terra

  9. El clásico coro de Hey Jude fue ilustrado por miles de carteles creando un inusitado efecto visual.

    Foto: Terra

/musica/paul-mccartney-brasil/foto/0,,00.html